EPM FINALIZÓ LA AMPLIACIÓN Y MODERNIZACIÓN DE LA SUBESTACIÓN ELÉCTRICA ROBLEDO, QUE BENEFICIA A TODOS LOS USUARIOS DEL VALLE DE ABURRÁ

0
220

EPM entró en operación comercial el proyecto que modernizó y amplió la capacidad de la subestación Rodeo, ubicada en el municipio de Itagüí, lo que contribuye a la atención de la demanda actual y futura de la energía en el Valle de Aburrá.

Esta intervención no solo amplía y mejora la capacidad en la Subestación Rodeo sino también en otras del sistema como Guayabal, Poblado, Envigado e Itagüí, beneficiando directamente a 47.300 instalaciones entre hogares, industria y comercio y de forma indirecta a todos los usuarios del Valle de Aburrá, pues fortalece el sistema de transmisión regional.

Obras y digitalización

El proyecto aumentó la capacidad de la subestación y repuso equipos existentes. Además, incluyó la construcción de 3,2 kilómetros de redes subterráneas de energía de 13,2 kV que contribuyen a mejorar el entorno entre la subestación Rodeo y un amplio sector de Medellín e Itagüí.
A su vez, se construyeron 1.8 kilómetros de líneas subterráneas de 110 kV conocidas como: línea Ancón Sur – Rodeo y Rodeo – Guayabal.

La subestación Rodeo incorpora tecnología digital, lo que permite una mayor agilidad, economía, seguridad, confiabilidad y menor impacto ambiental en la construcción, expansión y mantenimiento. Esta es la segunda subestación digital de EPM después de la subestación Santa Rosa, en el Norte de Antioquia. Con la tecnología implementada, los funcionarios responsables de la operación pueden tomar decisiones en tiempo real relacionadas con la administración del sistema, controlando sus distintos componentes.

Una subestación digital permite compartir de manera bidireccional la información y el estado de los dispositivos en tiempo real, mejorando la respuesta y la flexibilidad del sistema y aumentado la ciberseguridad. Estas nuevas subestaciones requieren menor espacio y menos obras civiles para su instalación. Además, debido a que el cableado de cobre disminuye en un alto porcentaje por el uso de fibra óptica, aumenta la seguridad para el personal que interviene en su operación y mantenimiento.

Las obras de ampliación se desarrollaron en los cruces de la avenida Guayabal, con tecnología sin zanja (Túnel linner) para generar menores impactos. Otros sectores intervenidos fueron El Bolo, Colinas del Sur y San Fernando en diálogo con sus habitantes, gremios y propietarios de los predios para el desarrollo de obras. En el proyecto se generaron 135 empleos temporales, de los cuales 25 pertenecieron a la comunidad de su zona de influencia.

EPM agradece la comprensión de la comunidad en la ejecución de estas obras, que desde ya traen progreso y bienestar para todos y contribuyen a la confiabilidad energética y al desarrollo de la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí