4 DE FEBRERO DIA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER

0
308

La organización Mundial de la Salud escogió el 4 de febrero como el día mundial contra el cáncer, cuyo objetivo es fomentar la prevención y sensibilización para disminuir las muertes prevenibles e incentivar la toma de medidas.

El tema de la campaña para 2022 – 2024 es «Por unos cuidados más justos» y se ha creado el hashtag que lleva su nombre #PorUnosCuidadosMásJustos.

Se pretende comprender y reconocer las desigualdades en la atención del cáncer en el mundo, tratando de eliminarlas y que todas las personas puedan acceder por igual al tratamiento necesario en cada caso.

Existen múltiples barreras que hacen que se presente la inequidad en el tratamiento: por ejemplo las normas de género, grupos de población minoritarios, la situación socio-económica, la edad, homofobia, transfobia y otros.

Se trata de potenciar la equidad en el tratamiento, dar a cada persona justo lo que necesita.

El cáncer es una enfermedad que hace que un grupo de células del organismo crezcan de manera anómala e incontrolada dando lugar a un bulto o masa. Esto ocurre en todos los cánceres excepto en la leucemia (cáncer en la sangre).
Si no se trata, el tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo diseminándose a otros órganos y tejidos.

Cada año se diagnostican en el mundo más de 14 millones de casos nuevos y la enfermedad provoca 9,6 millones de muertes al año. Se estima que uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres, aproximadamente, tendrá cáncer en algún momento de su vida. 

Con estas cifras, es muy probable padecer cáncer en algún momento de la vida, por lo que la prevención juega un papel muy importantes en su diagnostico y tratamiento.

Existen muchos tipos de cánceres y los síntomas varían de una persona a otra, pero es cierto también que algunos síntomas son muy significativos a los que hay que prestar atención, como son:

Bultos o masas extrañas en cualquier parte del cuerpo.
Fatiga, cansancio, falta de aire o tos.
Sangrados o hemorragias imprevistas.
Pérdida de peso repentina o falta de apetito.
Dolor.
Complicaciones al tragar, al orinar o al realizar cualquier otra necesidad fisiológica.
Sudores nocturnos intensos.
Cambios en un lunar o manchas en la piel.
Cambios en las mamas.

La presencia en sí de uno o varios de estos síntomas no quiere decir que se padezca cáncer y ante la duda, siempre se debe consultar con un médico.

La detección temprana adquiere una importancia fundamental, de forma que existen determinadas pruebas diagnósticas que garantizan identificar la enfermedad en un estadio muy temprano, con la consecuente probabilidad de curación. Es el caso de los exámenes de cáncer colorrectal, pulmón, mama y cervical.

Dependiendo del tipo de cáncer, de la fase en que se encuentre, y el estado de salud del paciente, se podrán emplear distintas técnicas y tratamientos como, cirugía, radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia, hormonoterapia o terapia génica.

El tratamiento paliativo está diseñado para mejorar la calidad de vida de los pacientes, ayudar a los síntomas que se presentan durante la enfermedad, incluso para controlar los efectos secundarios de los tratamientos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí